Peritajes & Peritos

1.- La regulación del asiento del conductor. Comprueba la distancia que te separa del volante en primer lugar. Para ello, con la espalda relajada y apoyada en el asiento extiende tus brazos hacia delante con el codo extendido. Si tus muñecas tocan o están cerca de tocar la parte superior del volante, depende de la inclinación del mismo, tendremos una posición del asiento del coche correcta. Los brazos, cuando agarras el volante, deben quedar relajados, con los codos en semiflexión en un ángulo máximo de 45 grados.

2.- La posición de las piernas. Simplemente comprueba que tu cadera no está a 90 grados, un ángulo fácil de saber y que tus rodillas no estén demasiado levantadas,

3.- La altura del volante del coche. Si nuestros codos superan los 45 grados o notamos que nuestros hombros están demasiado tensos por la posición demasiado alta del volante debemos regular la altura del volante. Busca la pestaña debajo del aro para completar esta acción.

4.- La posición correcta del reposacabezas. Debes asegurarte que la zona central del reposacabezas está a la altura de las orejas, con los ojos cerca de la parte más alta del mismo reposacabezas. La cabeza no debe ir pegada a él, los hombros estarán descansando en el asiento con la cabeza cerca del reposacabezas sin llegar a tocarlo. Con un simple movimiento de cuello deberás, desde esta posición, ver los retrovisores.

5. - La posición del cinturón de seguridad. Quedará sobre la clavícula y el pecho sin que nos oprima. Donde sí debe ir ajustado será en la zona de la pelvis, en la que será necesario tensarlo para no resbalar en caso de accidente.

Si el coche solo lo conduces tú no hay problema. Si no es así, debes perder unos segundos antes de iniciar la marcha. Asegúrate que cumples estas reglas básicas.

Si no mantenemos una posición de conducción correcta podemos pasar de un siniestro con apenas contusiones a uno con fracturas y luxaciones. Mantener los brazos, piernas y cuello en una posición correcta reducirá la gravedad de las lesiones en caso de accidente.

Así que, no pienses que estás perdiendo el tiempo porque estás invirtiendo en salud.

Fuente: Centro de Peritaciones Pablo Muñoz SL

Source